La felicidad es el sostén de la vida

“La felicidad es el sostén de la vida”

Esa frase, que encabeza la portada del blog, tiene un gran significado para mí. Más allá de lo literal, es una síntesis precisa, del significado de la felicidad para cada ser humano. 

Ahora miso me siento incapaz de mejorar ese resumen tan claro, tan estimulante, tan sugerente y motivante

Pichón, escribió esa frase, basado en su experiencia de vida, en su sabiduría y en su enorme corazón. 

Y la tomé prestada, gracias a un obsequio que nos hicieron sus hijos, como regalo de bodas para Rosa y para mí. Evidentemente y antes que nada les solicité la autorización pertinente.

La felicidad de un hincha de Boca

Una persona entrañable, uno de esos elegidos, un valiente, que se lanzó a escribir inspirado en un insecto. Un hincha de Boca Juniors de verdad, de los que llevan la pasión por su equipo y por el futbol, en el corazón. 

Y le escribió al mosquito, un insecto al que combatía con su distribuidora de insecticidas entre otros productos para el hogar. 

Un tanguero de ley, que le escribió a su amada familia, a sus hijos, nietos y a su querido equipo. 

Escucharlo leer en voz alta sus poemas y frases, hacía sentir su emoción a flor de piel. A mí, me resultó inspirador, si bien desde antes de conocerle, tenía ganas de escribir y comunicar mis elucubraciones, claramente, su influencia fue determinante. 

Desde su ejemplo

Junto a mi viejo, Pacho y Aníbal F., Pichón fue uno de esos grandes maestros en mi vida. Cada uno de ellos, desde su experiencia de vida, desde su ejemplo, me transmitieron un conjunto de mensajes, que me permitieron llegar hasta aquí.

Desde que descubrí esa frase, en un cuadro que ahora se encuentra ubicado estratégicamente en casa, la tengo como inspiración constante.

Cada día, doy un vistazo a ese cuadro y leo atentamente la frase, es el estímulo necesario para seguir adelante. Es mi frase motivadora, la que me da la fuerza, el impulso para escribir, compartir. Significa abrir mi mente y mi alma, a disfrutar cada pequeño detalle que me voy encontrando en el trayecto.

Así voy yendo, observando, prestando atención a lo que me rodea y sintiendo la emoción de ser feliz.